Narcisismo (desangra y sangra)

Mientras empezaba mi carrera universitaria en una ¿extinguida? ratonera, adquirí una costumbre. Un hábito que debo a un ¿iluso? ex-compañero…Un día, echados en esos pasillos húmedos y llenos de humo, me dice “Che, me lei el libro de Lenin y…No sabés…Nombra a la Argentina!!!

Entonces, como ahora, leía todo lo que me intrigaba. Y me compré “Imperialismo, fase superior del capitalismo” (inevitable) en una de esas “mesas” de la puerta.

Dice:

Para esta época son típicos no sólo los dos grupos fundamentales de países: los que poseen colonias y los países coloniales, sino también las formas variadas de países dependientes políticamente independientes, desde un punto de vista formal, pero, en realidad, envueltos por las redes de la dependencia financiera y diplomática. Una de estas formas, la semicolonia, la hemos indicado ya antes. Modelo de otra forma es, por ejemplo, la Argentina.

`La América del Sur, y sobre todo la Argentina — dice Schulze-Gaevernitz en su obra sobre el imperialismo británico –, se halla en una situación tal de dependencia financiera con respecto a Londres, que se la debe calificar de colonia comercial inglesa.´

Por supuesto, pedí explicaciones: “sos un pelotudo…¿colonia comercial?“. Golpea su pecho (???) y supone: “Mirá, lo que quieras, pero estamos ahí“.   

Observo con curiosidad antropológica el deseo de los argentinos de “estar-ahí”. Recuerdo aquel dicho (ironía de Wilde, devenida sabiduría de anverso de sobrecito de azucar): “No importa el qué dirán. Mejor que se hable de vos que no se hable“. 

Hace 8 años que colecciono frases de extranjeros que mencionen “Argentina” así, como de refilón, casi por accidente. Para ver, en líneas argumentativas, cómo estamos-ahí .

Ayer:

Tolerancia hacia lo diferente, pragmatismo y deseo de involucrarse en debates y compromisos, sentido de instituciones politicas eficaces, un clima general de cooperación y negociaciones y acuerdo entre las partes (…) resultan extraños en Argentina.” (Ciudadanía. Una breve historia. Derek Heather)

Auch. Mierda!   

Estamos-ahí

Anuncios

2 Responses to “Narcisismo (desangra y sangra)”


  1. 2 Flor noviembre 26, 2007 en 5:55 pm

    ¿Te acordás en diciembre 2001? Todos los medios, en vez de cubrir directamente lo que pasaba en las diagonales, mostraban lo que decían, filmaban y opinaban los medios extranjeros sobre esos hechos… y todos los opinólogos hablaban sobre la percepción que “los demás” tenían de nosotros a partir del 20 y 21. Yo tenía 18 años, empezaba a trabajar en Radio Intereconomía (a unas cuadras de la Plaza de Mayo) y, leyendo los diarios nacionales, me acuerdo que pensé “Argentina es una chiquilina, que patalea para que la miren los grandes”.
    Besos Agus! Muy bueno el blog. 🙂


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: