No cambio mis pasiones por “nada”

El fantasma de la recesión mundial pisó España. Se agita en los medios y se palpa en la calle. Según encuestas, 2 de cada 3 españoles consideran que la crisis “es un hecho”. Entre otras manifestaciones, los encuestados corporizan el espectro al ver menos consumo y menos oferta de trabajo.

Los comercios ven que los clientes tiran cada vez más de la tarjeta de crédito y los bancos temen que algunos “hipotecados” tengan dificultades para el re-pago usureado de su endeudamiento.

Todo esto es muy obvio y me sirve sólo de introducción. Me gustaría comentar el abordaje (“cercano a la vida cotidiana”) que ha hecho el Diario Qué!. El Qué! es, para quien escribe, lectura obligada de todas las mañanas; es uno de estos periódicos repartidos en la boca del Metro. Suele adornar mi viaje subterráneo con su sensacionalismo vulgar y sus recursos elementales.

Hoy, publicaron el decálogo para combatir la crisis (“capear el temporal”). Aunque merecerían ser desarrollados, pasaré por alto 8 items:

1. Tratar de ahorrar.

3. Comprar marcas blancas.

5. Recortar el gasto en vicios y lujos.

6. Hacer horas extra.

7. Comprar menos ropa. (¿?)

8. Posponer grandes gastos.

9. No ir de vacaciones.

10. Vivir al día.

Los 2 puntos restantes (ubicados en lugares de privilegio), se atragantan:

2. Salir menos.

4. No hacer nada.

El punto “4” choca: ¿¿”No hacer nada”??…¿Por qué? ¿es que, acaso, uno paga por todo?…¿¿”No hacer nada”?? ¿qué hago, entonces?

El punto “2” es aún peor: ¿¿Por qué “salir menos”??…¿Qué quiere decir “salir”? ¿salir es gastar? ¿te cobran por salir?…¿Es irrefrenable el impulso de consumir cuando uno está afuera?

Todo esto me llevó a recordar una absurda conferencia dictada por mi amigo E.L. en el marco de un ciclo de charlas organizado por la Fundación que llevaba mi apellido (la malograda FundaciónF; tipo la Rockefeller Foundation pero sudaca y sin recursos financieros).

Leer el acta de aquella conferencia resulta esclarecedor. En su interesante disertación, E.L. nos invitó a diferenciar entre:

a) Salir “saliendo”: consiste en salir del ámbito privado por excelencia (la vivienda) embarcado en un plan ameno y trivial que implica gastar dinero.

b) Salir saliendo: consiste, simplemente, en salir de la vivienda con el propósito (típico) de “dar una vuelta” o “sentarse por ahí”, hechos que conllevan un beneficio-per-se .  

c) “Salir” no-saliendo: consiste en no salir de la vivienda con el compromiso de sostener una actitud amena y trivial.

d) No-“salir” saliendo / “saliendo”: consiste en salir del ámbito privado embarcado en un plan no-ameno que puede (o no) implicar un gasto de dinero.

Invitamos a los brutos de Qué! a recordar que ser el medio gráfico más leído en España conlleva una responsabilidad: no ser tan ramplón.

Desde este espacio, recomendamos a los sacudidos por la crisis salir-saliendo . Pueden aprovechar que viene el viento de África para disfrutar de plazas y parques; o que los museos son gratuitos el primer domingo de cada mes. Además, por supuesto, sugerimos explotar los beneficios de vivir en ciudades complejas, antiguas y atractivas…

¡Caminar es Gratis!

no-hago-nadaii.jpg 

¡Salí-saliendo, Oscar! No seas pelotazo.

Anuncios

11 Responses to “No cambio mis pasiones por “nada””


  1. 1 maresdelsur enero 24, 2008 en 7:31 pm

    Maestro!!!!! Las mejores cosas del mundo no te las pueden cobrar!

  2. 2 Flor enero 24, 2008 en 9:51 pm

    Óscar, sos un bodrio.
    Leé CeT que por ahí te avivás…

  3. 3 Curda Floja enero 24, 2008 en 9:59 pm

    jajajajajaaj excelente entrada!!! Me mataron las recomendaciones. Especialmente las dos que seleccionaste aunque yo le hubiese dado también importancia a la 5: “Recortar el gasto en vicios y lujos.”… CON LOS VICIOS NO SE JODE!! Óscar seguro los colgó automáticamente, no más cañas ni faso para el “gamuza” (?en España los tacheros también son adictos a la gamuza?).

  4. 4 mauro29 enero 26, 2008 en 4:31 pm

    Jejeje… me hizo acordar a un mal chiste, donde un hombre (un poco idiota) sin dinero suficiente para tener sexo en un lupanal, acaba aceptando pagar la mínima tarifa por hacerse él mismo una “puñeta”.

  5. 5 Nico enero 26, 2008 en 6:31 pm

    Coincido con Florencia, media pila Oscarcito. Ahora, debe ser duro ser taxista en la Coruña…pero al menos tienen facturas!!!
    Curtanse viejo, tan mal están del bocho…
    Adeu

  6. 6 paz enero 28, 2008 en 4:05 pm

    bastante parecido a lo que nos acostumbraron de este lado del charco, de cualquier forma hoy llueve en buenos aires y yo me doy un gusto: aristimuño toca en notorius.

    los pequeños placeres no hay que dejarlos ni en las peores crisis.

    abrazo fuerte, a.

  7. 7 nacho enero 29, 2008 en 7:48 pm

    Eso lo dice pa quedar bien por si lee la parienta. Después se deja un pastón en merca y putas

  8. 8 Caminar enero 29, 2008 en 11:13 pm

    CurdaFloja, lo desconozco todo acerca del grado de adicción a la gamuza de los taxistas españoles.

    Incluso, no estoy seguro de identificarlo en BuenosAires. Quizás, pueda ilustrarnos con una de sus inspiradas parábolas.

    ´chas gracias a todos por comentar.

  9. 10 caminar febrero 6, 2008 en 4:05 pm

    Perfecta solución, maresdelsur. Con la Playstation, Óscar ya no encontraría más motivos para abandonar su domicilio o “salir”.

    Oh, vida…Enciérrame…Tirame un caramelo…Hazme más dócil y previsible…¡La economía está en riesgo!

  10. 11 Flor febrero 25, 2008 en 1:57 am

    Quiero saber más sobre Fundación F! Las actas, qué!, deben ser imperdibles.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: