La Simpleza y el Poder

En mi laburo, una vez cada dos o tres meses, es el “día de los materiales”. Después de un pedido general a la librería, llegan lápices, gomas, papel y etc.

Debo reconocer que soy un poco desordenado.

Mi desbole, sin embargo, es “organizado”. Quiero decir, intento que el “caos” no se ate a cualquier circunstancia. Mi desorden cae sobre objetos particulares y, así, se vuelve previsible.

Cuando me dan un lápiz, por ejemplo, sé que lo voy a perder. Es más, sé que lo haré en pocos minutos. Pero, a fuerza de experiencia, tengo otra certeza: el lápiz reaparecerá. Es más, quizás, re-aparecerán varios juntos.

La cosa es que hoy estaba dibujando y me dicen: “ey, estás usando mi lápiz”. Momento de estupefacción y ¿resolución de la disputa?: sí, era “suyo”. El extremo estaba cortado y, sobre el lado color madera, se lee: “Sultanito”.

En ese segundo, me volvió la frase de Rousseau*:
 
El primer hombre a quien, cercando un terreno, se lo ocurrió decir esto es mío y halló gentes bastante simples para creerle fue el verdadero fundador de la sociedad civil. ¡Cuántos crímenes, guerras, asesinatos; cuántas miserias y horrores habría evitado al género humano aquél que hubiese gritado a sus semejantes, arrancando las estacas de la cerca o cubriendo el foso: «¡Guardaos de escuchar a este impostor; estáis perdidos si olvidáis que los frutos son de todos y la tierra de nadie!»

Dije: “ups, perdón, no me di cuenta.”

Sultanito es mi jefe.

Rousseau era un caminante, pero nunca lo sacaron a tiros de un campo.

.

(* – La cita pertenece, desde luego, al “Discurso sobre el origen de la desgualdad entre los hombres”. Un libro hermosísimo, por supuesto.

Tiene dos partes y la Segunda se inaugura con las dos oraciones que cité. Todo un comienzo, eh.)

 

Anuncios

9 Responses to “La Simpleza y el Poder”


  1. 1 Matías Maciel abril 15, 2008 en 4:48 am

    Ay, Agus, vos y tu “simpleza”… Buenísimo.

  2. 2 Nico abril 15, 2008 en 4:42 pm

    Me gustó que hayas traído al debate al gran Juan Jacobo; acompaño con otra cita de ese gran libro, como bien decís:
    “Competencia y rivalidad de una parte, oposición de intereses, por la otra, y siempre el deseo oculto de conseguir su provecho a expensas del otro; todos estos males son el primer efecto de la propiedad y el cortejo inseparable de la desigualdad naciente”

  3. 3 Caminar abril 15, 2008 en 5:52 pm

    Rousseau ha quedado segundo en mi “TOP5 de Grandes personalidades contradictorias sin contradicción” (el primero es Jesús).

    El gran Juan Jacobo es, para mí, MUY GRANDE. En el Contrato Social (Libro III, Cap. 15) encontramos estos párrafos:

    Tan pronto como el servicio público deja de ser la principal ocupación de los ciudadanos, y éstos quieren servir con su bolsa antes que con su persona, el Estado se encuentra ya muy cerca de su ruina. ¿Es preciso ir a la guerra? Pagan tropas y se quedan en casa. ¿Es preciso ir al consejo? Nombran diputados y se quedan en casa. A fuerza de pereza y de dinero tienen, en fin, soldados para esclavizar la patria y representantes para venderla.
    (…)
    Cuanto mejor constituido está un Estado, tanta más preferencia tienen en el espíritu de los ciudadanos los negocios públicos por sobre los privados. Y hay también menos negocios de esta clase, porque como la suma de la dicha común proporciona una porción más considerable a la de cada individuo, no debe buscar tanta en los cuidados particulares. En un Estado bien arreglado cada cual corre a las asambleas; bajo un mal gobierno, nadie quiere dar un paso para ir a ellas, porque nadie toma interés en lo que se hace, pues se prevé que la voluntad general no será la que dominará, y en fin porque los cuidados domésticos ocupan toda la atención. Las buenas leyes hacen dictar otras mejores, las malas son seguidas de otras peores. En el momento en que, hablando de los negocios del Estado, alguno diga , “¿que me importa?”, se ha de contar con que el Estado está perdido.

  4. 4 Nico abril 15, 2008 en 6:54 pm

    Y seguimos: “La forma más bella de existencia es para nosotros la que está hecha de relaciones y en común; nuestro verdadero yo no está por competo en nosotros solos”.

    También: “No se puede confundir el amor propio y el amor a sí mismo (…) el amor a sí mismo es un sentimiento natural (…) el amor propio es tan solo un sentimiento relativo, artificial y nacido dentro de la sociedad, que lleva cada individuo a ocuparse mas de sí que de cualquier otro”

    Creo que uno lo siente a Rousseau como un buen amigo, alguien a quién nos hubiese gustado conocer

    Abrazos

    Nico

  5. 5 Caminar abril 15, 2008 en 7:06 pm

    La del amor-de-sí / amor-propio es una joya.

    Uno lo siente a Rousseau como un buen amigo, es cierto…Sin embargo, sus reales “amigos” no lo soportaban y lo tacharon de paranoico y violento.

    Terminó escribiendo “Ensoñaciones…” luego de paseos solitarios. No sé, Nico, si lo leíste: es un delirio completo.

  6. 6 Nico abril 15, 2008 en 9:28 pm

    No leí “Ensoñaciones…”, pero creo en tu palabra de delirio completo, no me extraña. Tipo raro este Rousseau no?

  7. 7 Caminar abril 15, 2008 en 9:54 pm

    Ja, ja…Raro, raro…Genial.

    Tuve la suerte (porque una invalorable amiga me lo permitió) de dar una clase en la UBA sobre Juan Jacobo. Lo atesoro como uno de mis “grandes momentos de vida”.

    Mi idea es, para la próxima, transportar unos parlantes y darla al ritmo de “Le Devin du Village” (traducida “El Adivino del Pueblo”, su ópera). Es un poco aburrida, pero da igual. Un maestro: la estrenó en el Fontainebleau con el Rey en el público.

    (A propósito, estuve chequeando las “estadisticas de CeT” y este post tiene varias silenciosas entradas. Quienes lean, pensarán que somos unos frikis: tipo “El Club Amigos del Torino“, pero intelectualoides).

  8. 8 maresdelsur abril 16, 2008 en 9:20 am

    “Nuestros mas grandes males vienen de nostros mismos” (Emilio o La educacion). Interesante en la definicion en la cual “estáis perdidos si olvidáis que los frutos son de todos y la tierra de nadie! Aparigraha, es lo que Gandhi-ji llamo a su doctrina de la no posesion de los bienes, algo tal vez no muy distinto a lo que Rousseau senala. Solo que Gandhi, entiende que la no posesion de ningun bien, es la forma mas elevada en la cual el ser humano puede vivir. No se si me gustaria caminar con el, tal vez un cafe para charlar sobre que opina de como los demas siguieron sus ideas, que hubiera pensado de la tradicion marxista…en fin…
    Con Gandhi, la charla seria un poco mas larga.
    Para unirme al coro del delirio nada mas.

  9. 9 maresdelsur abril 16, 2008 en 9:25 am

    En Emilio o la educacion Rousseau acierta cuando afirma que “todos los males, vienen de nosotros mismos”. Un hombre posterior en el tiempo y una forma diversa, propuso la aparigraha, (no posesion) de la tierra, como base de un sistema de no propiedad. Gandhi,por supuesto, sabia que no lo iba a lograr. Pero es interesante, la forma en que el pensamiento de ambos se une, y difiere,por al final de Gandhi se encuentra una vision macro, del espirtu humano, una forma de vida. Con Rousseau, ciertamente charlaria a ver que piensa de eso, me tomaria un cafe para charlar tambien sobre en lo que derivaron sus ideas. Con Gandhi, en cambio, creo la charla seria mas larga. Solo para unirme al coro del delirio.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: