Crónicas Marcianas (I)

Abandono momentáneamente el mundo de los sueños (que me ha traido alguna experiencia desagradable) para volver a mi chalet en Marte. Desde ahí, “etiqueto” esta entrada bajo una categoría que ya existe: “inmigración”.
 
Hace meses, que vengo pensando este tema (acá, acá, acá y en “otros lados”). Lo que intentaba graficar era la posición de vulnerabilidad en la que está el inmigrante-típico: no tiene derechos políticos, cobra bajos salarios, tiene los trabajos más precarios.   

Esta serie parte de algunos datos preocupantes, se hace con la intención de sacar ideas claras. Serán cuatro partes (lo más cortas posibles); la apuesta estética es clara.

Toca decir algo de  las “complicaciones” y las “soluciones” que podrían surgir para los inmigrantes ante el panorama de recesión mundial (y mega-super-pánico).

El nuevo Ministro de Inmigración y Trabajo de Zp, Celestino Corbacho, habló enseguida de las “repatriaciones”. Para él, los “nuevos retos” pasan por “generar” políticas activas que “pongan el acento en el control y en las políticas de repatriación” (acá). 

Ay, estas “crisis cíclicas” del capitalismo. Siempre iguales: empiezan con un grupo de sujetos de traje que se arrancan los pelos porque dejaron de ganar millones (ellos dicen que los “perdieron”) y siguen con la penuria de los más débiles…

Titulares de El Periódico, El País y La Vanguardia

Anuncios

0 Responses to “Crónicas Marcianas (I)”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: