Oid, mortales, el grito sagrado: ¡qué golazo! – II

Cuando uno vive afuera, que el teléfono suene a la madrugada es mala cosa.  En este caso, como la llamada venía de Francia, me hice menos problema. ¡Mon Dieu, Nicolas! (Sí, los efectos de la pala su entusiasmo son notables) Tout le jour en travaillant.

Quería contarme cuánto le exaltó la idea del nacionalismo futbolístico (…je suis débordant, débordant…) y que ÉL MISMO, entre todas las cosas que hizo en el último par de días, había profesado auténticamente este sentimiento.

Oui, oui…Escandelte lastimoso porque, en el partido AMISTOSO entre Francia y Túnez, la barra tunecina CHIFLÓ el himno francés…C´est La Marseillaise, demeurés de merde.

Ay, cómo lo odio. Para ÉL, La Marsellesa es “oooooh”. Meterte con ella es como declararle la guerra al hemisferio occidental. Quizás, así sea: “pero es más importante no ser tan pacato, Nicolas”.

Por lo demás: 10.000 personas en la barra de Túnez; no todas habrán chiflado. Pongamos que silbaron un 30% (porcentaje, probablemente, altísimo): son 3.000 entre los (supongamos) 60.000 asistentes al partido.

Y vos, Nicolás, querés mandar a todo un estadio a su casa porque un 6% del auditorio chifla una canción (cuya interpretación en un partido amistoso parece innecesaria y que, de hecho, es reglamentariamente opcional) por la que ninguno de los espectadores pagó su entrada.

Por supuesto, entre las personas que chiflaron (o asistieron sin censurar a quienes chiflaban) habrá un porcentaje de ciudadanos franceses, pero ese es un dato de color…Esto es lo fundamental: más que a la historia de Francia, estarían chiflando el presente de Francia.   

Te estaban chiflando a vos, Nicolás; no sos De Gaulle, chabón. Escuchálo a Platini.

Creo que hay que aclarar todo esto:

Nicolás es nacionalista; por ende, es nacionalista futbolístico. Esto indica que habría que remarcar un aspecto: el nacionalismo futbolístico sólo puede expresarse, de manera noble, cuando el sentimiento de su intérprete es diametralmente opuesto al nacionalismo.

¿Hasta cuándo, absurdo derechismo acartonado, abusarás de nuestra paciencia?  


Si algo no te gusta: chiflás. ¿Cuál es?

Anuncios

0 Responses to “Oid, mortales, el grito sagrado: ¡qué golazo! – II”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: